Acabas de dar a luz a tu bebé y en vez de sentirte contenta y feliz estás apagada, triste, con ansiedad… Te sientes mal por ello ya que éste debería de ser el momento más feliz de tu vida.

Es probable que padezcas depresión postparto, pero déjame decirte que tiene solución y que más del 15% de mujeres la padecen. No te preocupes, disfrutarás de tu hijo al máximo. En este artículo te lo cuento todo.

Qué es la depresión postparto

La depresión postparto es una alteración en el estado de ánimo que se puede manifestar como sentimientos de mucha tristeza, ansiedad y cansancio que dificultan que la mujer pueda cuidar de sí misma e inclusive de otros seres queridos como su bebé.

Esta mezcla de emociones que la madre siente a menudo puedo derivar en depresión y suele darse hasta 3 meses después de haber dado a luz. Aún así, estos síntomas pueden confundirse con los llamados “maternity blues” y es que durante la primera o dos primeras semanas tras el parto algunas madres pueden llegar a sentir los mismos síntomas, pero éstos acaban desapareciendo. Se considera depresión postparto si perdura en el tiempo.

Cuáles son los síntomas de la depresión postparto

La depresión postparto debe ser diagnosticada por un médico, dado que posee síntomas similares a otras alteraciones emocionales como la tristeza postparto o “baby blues”, el cual es un agotamiento o preocupación en torno al cuidado del bebé recién nacido.

Así, los síntomas de una depresión post parto son:

  • Cambios en el estado de ánimo de forma reciente como tristeza; malhumor; irritabilidad; y llantos excesivos o sin motivos aparentes.
  • Pensamientos de autolesión.
  • Aislarse de los seres queridos.
  • Dificultad o incapacidad para crear vínculos emocionales con el bebé, así como una duda constante de la capacidad de poder cuidarlo adecuadamente o no.
  • Cambios en actividades como la alimentación o el dormir, bien sea que aumenten o disminuyan.

Por qué tengo depresión postparto

  1. Entre los componentes emocionales se encuentra la disminución abrupta de hormonas que poseen altos niveles en sangre durante el embarazo como estrógeno y progesterona, esto hace que puedas sentir cambios repentinos de ánimo.
  2. Otro motivo, esta vez físico puede ser la falta de descanso en los últimos días del embarazo por una serie de circunstancias, así como en los primeros días después de haber dado a luz.

Tienes que saber que no todas las mujeres poseen el mismo nivel de predisposición a padecer una depresión postparto, dependerá en gran medida de algunos componentes hereditarios, episodios pasados de depresión o incluso situaciones traumáticas durante el embarazo; como la pérdida de un ser querido, la falta de apoyo familiar, entre otros motivos.

Tratamiento para la depresión postparto

Lo mejor si crees que estás sufriendo depresión postparto es pedir ayuda psicológica. Un buen profesional podrá ayudarte a controlar esos malos sentimientos que te están invadiendo en este momento tan importante de tu vida. A veces, dicha terapia puede estar apoyada por medicamentos antidepresivos. También te será de mucho ayuda dialogar y expresar tus sentimientos. Sentirte apoyada es primordial en estos momentos.

Depresión postparto, más común de lo que piensas
5 (100%) 1 vote[s]