¿Notas que tu hijo no ha aceptado muy bien la llegada de su nuevo hermanito? ¿Tiene actitudes que antes no tenía? ¿No trata bien a su hermano? Tu hijo tiene celos infantiles y es una situación que puede angustiarte.

Tranquilo, en este artículo vamos a darte las claves para que esos celos desaparezcan y vuelva la armonía a vuestro hogar.

Qué siente un niño con la llegada de un nuevo hermano

El niño, sobre todo cuando está en la etapa de apego con sus padres y están más unidos que nunca puede sufrir de una forma más fuerte estos celos ya que sentirá que no se le está prestando la atención necesaria y querrá captarla a toda costa con comportamientos inusuales y de mal gusto tanto para ellos como para nosotros.

Ellos ya no son los protagonistas por lo que estarán en continua búsqueda de esa sensación que seguramente les haga sentir más reconfortados pero que deben de eliminar.

De qué maneras manifiesta el niño los celos

Estas son algunas de las señales que puede darnos el niño para manifestar esos celos infantiles que hacen que esté toda la familia en tensión:

  • Inquietud constante
  • Irritabilidad
  • Llorar sin causa aparente
  • Pataletas
  • Querer ser el centro de atención constantemente
  • En algunos casos, llegar a agredir al hermano

Consejos para acabar con los celos infantiles

Prepararlos para la llegada del hermanito

Es primordial que ayudemos al niño en todo momento a entender la situación que se está planteando de forma que el niño esté preparado cuando llegue la hora. Hay que hacerle ver que su hermano será una persona indefensa, que podrá hacer cosas por sí mismo, que precisará de unos cuidados necesarios en los que podrá ayudar y que por ello signifique que los padres estés prestándole menos atención.

Elige un buen momento

También sería conveniente que la llegada del nuevo hermano no ocurriera a la par de un acontecimiento importante de su vida que pueda generarle estrés como entrar a un nuevo curso.

Haz planes junto a él

Ante todo, hay que prestarle también atención a él, para que no se sienta desplazado. Esto se podrá conseguir realizando planes con él solo para que sienta que no se le ha dejado de lado y que también tenéis tiempo para él.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad y tu hijo pueda volver a ser el niño alegre que siempre ha sido, pero, si notas que la situación se complica siempre podrás contar con un profesional el cual te dará todas las pautas para ayudar a tu hijo y también le ayudará a él mismo. Pincha aquí para informarte.

Cómo tratar los celos infantiles
5 (100%) 1 vote[s]