Todos los niños son inquietos y enérgicos por naturaleza, sin embargo, cuando la actividad es excesiva e impide prestar atención puede ser parte de un problema.

En este artículo explicaremos las claves para identificarlo.

Qué es el Trastorno de Déficit de Atención o TDAH

El TDAH es un trastorno neurobiológico, por lo que es posible detectarlo desde edades tempranas. A los niños que sufren este trastorno les cuesta concentrarse y prestar atención. Es un trastorno que afecta de forma directa a su comportamiento y rendimiento tanto en clase como en casa.

Generalmente los niños con TDAH presentan deterioro en las funciones ejecutivas. Éstas son el director de orquesta del cerebro y se encargan de la planificación, conductas dirigidas a metas, la memoria, la atención selectiva y sostenida, la resolución de problemas… Por lo que presentarán una gran dificultad en tareas que requieran del manejo de dichas funciones.

El TDAH es uno de los trastornos psiquiátricos más comunes alrededor del mundo por encima de la esquizofrenia o el trastorno bipolar. En Europa se calcula que un 5% de niños y adolescentes de entre 6 y 17 años padecen este trastorno, y en el resto del mundo se estima que un 5,29% de niños en edad escolar tienen TDAH.

Qué causa el TDAH

No es algo que se sepa con seguridad, aunque se cree que puede ser por una combinación de causas como:

  • Los genes ya que puede ser hereditario. Las personas con familiares con TDAH tienen mayor riesgo de tener hijos con TDAH.
  • Fumar y beber alcohol durante el embarazo, lo que afecta al desarrollo del feto.
  • Daños cerebrales durante la infancia, infecciones cerebrales como meningitis, parto prematuro…
  • Aditivos alimentarios que pueden empeorar la hiperactividad.

Tipos

Los niños con TDAH se caracterizan por presentar dificultad para concentrarse y prestar atención, y en algunos casos, por ser muy impulsivos e hiperactivos. No todos los niños presentan los mismos síntomas ni con la misma intensidad. Según el DSM-5 Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales el TDAH se divide en tres tipos:

  1. Falta de atención.
  2. Hiperactividad/impulsividad.
  3. Combina déficit de atención, hiperactividad e impulsividad.

Síntomas

Los niños con TDAH tienen ciertos síntomas comunes que comienzan durante sus cinco primeros años de vida.

  • Se distraen fácilmente.
  • Cambian rápido de una actividad a otra.
  • Tienen problemas para acabar los deberes del colegio.
  • Pierden los juguetes.
  • Hablan sin parar.
  • Son impacientes.
  • Tienen que tocar y jugar con todo lo que ven.
  • Son impulsivos.
  • Pueden presentar problemas en el comportamiento.

Cómo ayudar a niños con TDAH

Son niños que necesitan mucha orientación y comprensión. Un especialista en psicología infantil podrá indicarle cómo conseguir cambios positivos en él. Es importante implementar un tratamiento adecuado y personalizado para ayudarle en su desarrollo. Además, se recomienda que las escuelas estén al tanto del problema para un correcto seguimiento y control.

Cura del TDAH

No se ha encontrado una cura para el TDAH aunque existen tres tipos de tratamientos generales para mejorar la conducta:

  1. Medicamentos: en muchos casos suelen ser estimulantes que ayudan a concentrarse y aprender.
  2. Terapia: que irá dirigida a estimular las funciones ejecutivas. Enseñándoles a controlar su comportamiento, favoreciendo la autorregulación y el manejo de pensamientos y gestión de las emociones.
  3. Combinación de terapia y medicamentos. Suele ser el tratamiento más eficaz en estos casos.

En cualquier caso, te recomendamos que nos llames y nos comentes tu caso, te informaremos y te ofreceremos el mejor tratamiento para tu hijo, tendrás la confianza de estar en manos expertas.

Cómo podemos saber si un niño tiene TDAH
5 (100%) 1 vote