Se trata de un trastorno que afecta al menos al 30% de personas en el mundo y tiene que ver con el temor a conducir. En este artículo hablaremos en profundidad sobre esta peculiar fobia.

Fobia a conducir, ¿en qué consiste?

Se manifiesta con pánico, ansiedad, miedo y presión justo en el momento de enfrentarse a la acción de conducir. Se acompaña de síntomas o sensaciones desagradables para la persona que lo padece junto con pensamientos o creencias negativas, que en la mayoría de los casos les lleva a evitar enfrentarse a esta tarea o vivirlo con un miedo desproporcionado.  Creen que pueden ser víctimas de un accidente o si anteriormente lo han sufrido están convencidos de que se volverá a repetir. Esto puede afectar y condicionar la vida cotidiana del que lo padece.

Síntomas

Tener fobia a conducir presenta los siguientes síntomas:

  • La principal es el miedo y la ansiedad, en donde el afectado siente temor a tener que arrancar el vehículo y hacerlo andar creyendo que acabará teniendo un accidente.
  • La imagen de conducir suele evocar experiencias traumáticas en escenas específicas como: accidentes, enfermedades que puedan impedir conducir, limitaciones, miedo a equivocarse, etc.

Si la persona es inexperta y no tuvo experiencia previa es normal que sienta miedo las primeras ocasiones en las que tiene que conducir, pues el afectado sabe que es una responsabilidad que compromete su vida y la de los que le rodea. Sin embargo, cuando el miedo llega a presentar tal magnitud en la persona, que le lleva a experimentar síntomas y sensaciones tan desagradables que no puede soportar llegándole a afectar en su vida diaria, es cuando hablamos de Fobia a conducir.

Cómo superar la fobia a conducir

Para la suerte de estas personas la fobia a conducir es algo reversible, que con constancia y mente positiva se puede superar completamente. Lo primordial es determinar la causa o razón que causa el miedo a conducir. A partir de ahí se comenzará a trabajar para conseguir superar el trauma en el caso de un accidente automovilístico o sobre los pensamientos catastróficos que el paciente suele tener.

Para ello es necesario acudir a una terapia con nuestros psicólogos en Málaga que ayuden a desarrollar una visión menos fatalista y que haga comprender que existen posibilidades de que ocurran muchas cosas inevitables, pero que no se debe quedar estancado en el miedo y que debe continuar con la rutina.

A veces en terapia se puede someter al paciente a simulacros de conducción para que poco a poco vaya adquiriendo una plena confianza sobre su capacidad para conducir y desechar los miedos más básicos como: infracciones, accidentes…Ayudando a combatir la ansiedad y obtener mayor tranquilidad al momento de estar al volante y darse cuenta de que la persona posee el control aprendiendo a evitar las situaciones causales y comunes al conducir.

Amaxofobia más conocida como fobia a conducir
5 (100%) 1 vote